Macarena Allen. Con la tecnología de Blogger.
RSS

Danzando en espirales

Vaya veranito más raro está siendo, los cuervos campan a sus anchas en cada viaje que realizo, y para colmo hoy tengo la cara inflamada ya que tengo menos juicio, vamos que me sacaron la muela, y parece que me pegue con alguien. No puedo disfrutar de una buena infusión, que, pese al color, sigo tomándome alguna. Pero aun que el verano está siendo raro, Las cosas a mi alrededor están cambiando, y por una vez no tengo miedo a los cambios, tengo impaciencia, y sé que no es bueno, pero sé que estos cambien son para mejorar, para mejorar yo. No tengo miedo ya que soy yo quien los está provocando, soy yo la que quiere ese cambio a mi vida, y como cualquier cambio va despacio, siendo lo que me hace tener impaciencia, jajaja es algo que tengo que trabajar. Todo es un puro aprendizaje. Dentro de poquito, llegara el día más importante de mi vida, a escasos días, el cumpleaños de mi retoño, quien me lo iba a decir, tan mayor ya, ains como pasa el tiempo. Y también el aniversario de dos fechas muy señaladas para mi, ambas dos en septiembre. Una me llena de orgullo, la otra me llena de orgullo también pero tiene un pequeño vacio, que cuando se acercan estas fechas duele, pero como sigo atrayendo cambios a mi vida, tome la firme determinación de, que aun que, me encuentre sola en este camino, y me asalten las dudas, las niñas siempre están, y ellas me enseñan muchas cosas. Sigo firme y no me arrepentiré jamás de la decisión que tome de emprenderlo, aun que siga sin entender muchas cosas, pero seguiré, además ya no están enfadas jajaja. También en septiembre retomamos el espacio sagrado entre todas, que ganas tengo de ver a mis mujeres, darles un achuchón y saludar a nuestra sobrina, ya son ganas, aun que hablamos muy a menudo, se me está haciendo interminable el verlas. Tenemos tanto que hacer juntas. Y mi hogar, ese lleva desde hace un tiempo, y estoy tan feliz de tenerlo, de saber que la distancia no importa, que cada x tiempo, colgamos nuestra ropa diaria y nos reunimos para brujear al son de la música y al ritmo de las llamas. Discutimos, pues claro, jajaja cuando se juntan dos, algunas veces salen roces, pero somos una familia circular, no importa lo que pase, siempre estamos unidos. Es mi hogar y con el siempre danzare, brujeare, bailare hasta que mi cuerpo diga basta. Tantos proyectos que estamos haciendo, y tanto me están ayudando para recuperarme de ese “no yo”… son mi familia, y es mi hogar, jamás pensé que llegaría a tenerlo, pues la gente entre y un día se va… pero este hogar permanece, y encima va aumentando, cuando pensábamos que era mejor estar un añito trabajando y equilibrarnos, jajaja, parece mentira que no conozcamos a la diosa, que te pone en el camino a la persona justa en el momento justo. Seguiremos brujeando en grupo. Me voy a tomarme un helado, la verdad es que preferiría mi infusión, peroooo, el dentista dijo que cosas frías, jajaja. Brujeando, danzando, cantando, aullando, en la eterna espiral, recuperándome a mí misma, me dejo fluir en los brazos de la diosa, hasta donde ella me lleve.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

1 duendecillos dijeron:

Paloma García Díaz dijo...

Que decirte hermana, tantas emociones siento al leerte porque me siento igual que tu, decirte que danzaré contigo, cantaremos y aullaremos en la eterna espiral y siempre permaneceremos aqui, aprendiendo y avanzando, y si porfi si consigues trabajar la impaciencia avisame porfi porque lo mio es grave jajajajaja. Te quiero muchiiiiiiiiiiiiisimo :)

Publicar un comentario